Abrazo, Egon Schiele

Chute de Arte y Erotismo

12/03/2014

¿Por qué el arte nos parece algo lejano y, a menudo, incomprensible? Hemos creado una cuadrícula en la que colocamos cada obra maestra y consideramos suficiente identificar las coordenadas.

 

Pero no. El arte no es eso. El arte es emoción. Lo que le da sentido a un cuadro, a una escultura o a una instalación es lo que cada uno de nosotros sentimos ante ellos.

 

Despertar ese diálogo es lo que busco en cada Chute de Arte con mi amigo el poeta e historiador Ignacio Vleming. En esta ocasión no fue difícil. Elegimos un tema que favorece las reacciones viscerales. El erotismo.

 

El espacio: Casa Monroy. Desconfío de los entornos neutros. Prefiero recibir en casa y ¿qué mejor forma de despertar los sentidos que rodearse de arte?

 

En el salón colgaba algún Sorolla y un artesonado del XIV. Tras una copa de blanco, comenzamos a disparar una selección de ciento diez obras de alto voltaje. Desde una explícita escena en una copa ática del siglo V a.C. hasta obras de Lorca di Corcia y Saudek. Fotografía, escultura y pintura se sucedieron sin orden aparente, planteando cuestiones que sólo encuentran respuesta desde una visión personal.

 

¿Qué tacto tiene la piel de un Modigliani? ¿A qué huelen los chicos de Caravaggio? ¿Cómo se tocan los personajes en los grabados eróticos japoneses? ¿Qué provocan los desnudos de Helmut Newton, los torsos de los atletas griegos, las imágenes de masturbación de Rodin?

 

Cuando se pregunta: ¿qué te sugiere esta obra?, igual importa la opinión de un historiador del arte que la de un aficionado espontáneo. Y así fue. Las imágenes se debatieron entre la pasión y el sarcasmo con humor e ironía.

 

Tras una acalorada hora de charla, con la suave y frutal garnacha de Congo y Kaos, la conversación prosiguió entre tapices de Aubusson, vírgenes renacentistas y lámparas de Murano. No podía ser de otra forma en Casa Monroy.

 

 

Si te gustaría acudir a una nueva celebración de este Chute o que tenga lugar dentro de un evento, pregúntanos en cosimodemonroy@gmail.com

 

COMPARTIR

SUSCRÍBETE VÍA EMAIL

Lo último en Cosimo

Sígueme en facebook