• agosto 20, 2012
  • TIPS

Wild, Wild Como

por Cósimo de Monroy

Siempre se dice que con los años los gemelos se distinguen. La verdad es que yo, con Fabio y Gaspar, no lo conseguía. No era el único. Su complexión morena y sus ojos azules sembraban la confusión, tanto en el campo de polo como en la noche porteña. La mirada era otra cosa. A Fabio yo le gustaba, y eso se nota. Gaspar prefería las brasileñas.

En su tour Mediterráneo huyendo del frío austral, les había propuesto pasar unos días de agosto en el Lago Como. Nos instalamos en la villa de mi primo Carlo, de caza por tierras nórdicas.

Villa Trivulzio, Lago Como

Habíamos pasado la mañana acabando con las existencias de champagne del Beach Club de Lenno. Los Oristano, ruidosos y atractivos, no pasaron desapercibidos. A Gaspar le divirtió Allegra, que decía ser modelo y explotaba un confuso parecido con Kate Moss.

Encantada de convertirse en la envidia de Lenno, subió de un salto a nuestro barco. Cogiéndola por la cintura, Gaspar reía mientras aceleraba la marcha. ¿Quién quiere Ibiza?, gritaba. Fabio, divertido, me miraba.

Dejando atrás Bellagio, nos internamos en una ensenada del lago. El sol caía con fuerza y una tupida vegetación llegaba hasta la orilla. No se divisaba compañía y detuvimos la marcha. Gaspar no lo dudó un segundo. Venga, chicos, fuera esos trajes de baño. Su Sundek voló por los aires. Allegra, entusiasta, saltó tras él con una carcajada.

Bellagio, Lago Como

Lisandro y yo nos miramos y, encogiéndonos de hombros, reímos. ¡Al agua! Vi que Gaspar se había acercado a Allegra. Se besaban, hundiéndose entre risas. Fabio apareció por detrás. Me dio un beso en el cuello. A ti no te hacía falta ligar, ¿verdad?, le dije. Se rio. Me sumergí y le hice una aguadilla. Cuando salió le besé.

Nadamos un poco y volvimos al barco. Hacía calor. Gaspar había abierto otra botella. Desnudos, nos tumbamos al sol sobre la superficie acolchada de proa.

Los Oristano tienen un talento. Son capaces de crear la situación más disparatada con una total naturalidad. No sabría decir como comenzamos, pero aquella mañana, en lenta progresión, agotamos todas las posibilidades que ofrecen las combinaciones de cuatro elementos. A Allegra la tenía localizada, pero a los gemelos, desnudos, era misión imposible distinguirlos. Así que, olvidándome de preferencias y orientaciones, me sumé a la mêlée. Nadie protestó.

Lago Como

No sabía yo que los Oristano fueseis tan versátiles, comenté sonriendo. Gaspar y Fabio rieron. Pues claro, boludo, ¿nunca te diste cuenta de que nos intercambiábamos? La vida nunca dejará de sorprenderme, pensé.

El loco plan Oristano continúa en Wild, Wild Como 2.


Plan Cósimo


Los hermanos Oristano y Cósimo acuden al Lido de Lenno, un beach club con una agradable playa de arena y amplias tumbonas. También es un buen sitio para tomar una copa al anochecer. De allí parten os barcos para visitar la Villa del Balbianello, y sus amplios servicios incluyen el alquiler de motoras para las que no es necesario el carnet de patrón. Este mismo servicio lo ofrecen diversas agencias en el puerto de Menaggio, donde a falta de la villa de un pariente, el pequeño Hotel du Lac, en el que se aloja Allegra, ofrece maravillosas vistas y buenas instalaciones a precios muy razonables. El Restaurante Di Paolo, es la mejor opción gastronómica, con buenos risotos y pastas de Lombardía.

COMPARTIR

SUSCRÍBETE VÍA EMAIL

Lo último en Cosimo

Sígueme en facebook

Sígueme en twitter

Fetch Tweets: Sorry, that page does not exist. Code: 34

INSTAGRAM